6 métodos de resolución de problemas con pendrives USB

6 métodos para resolución de problemas con pendrives USB

Los dispositivos de almacenamiento externo más conocidos como memorias USB o pendrives están sujetos, como todo dispositivo tecnológico, a fallos de funcionamiento, bien sea por defectos de fabricación, uso negligente o contaminación con malware. En este post resumimos 6 métodos de facil implementación para la resolución de estos problemas. Estos procedimientos podrán ser de mucha ayuda en casos “salvables”, aquellos que no vengan causados por daños físicos importantes, o corrupción de los componentes internos por baja calidad de los mismos.

Para realizar un chequeo previo de los pendrives y descartar defectos a nivel interno, puede ser de utilidad consultar nuestro post sobre chequeo de memorias USB, en el que presentamos una selección de herramientas sencillas y de uso libre y gratuito para la comprobación y detección de fallos en el hardware.

ÍNDICE

1 Reinicio de sistemas

2 Actualización de controladores

3 Limpieza y formateo de unidades flash USB

4 Formateo a bajo nivel

5 Eliminación de la protección contra escritura

6 Uso de aplicaciones de terceros

1             Reinicio de sistemas

A veces, problemas leves de comunicación con causa desconocida entre el pendrive y nuestro PC pueden resolverse simplemente con apagar y reiniciar el sistema. Es recomendable en estos casos que se corte el suministro eléctrico unos minutos. Al restablecimiento de la corriente y reinicio del sistema operativo, es posible que la memoria USB sea ahora perfectamente reconocida por nuestro SO.

2             Actualización de controladores

Los controladores (o drivers) son pequeños programas que determinan la relación del sistema operativo con los dispositivos de hardware y periféricos de los equipos. Permiten que el sistema operativo los reconozca y permita su utilización.

Normalmente, todo sistema operativo está programado para la actualización automática de los controladores. No obstante, puede haber casos en los que este proceso se haya asignado manualmente al usuario, con lo que pueden haber quedado obsoletos, o que presenten deficiencias en su funcionamiento. En ese caso podemos optar por su actualización, sustitución o instalación de forma manual. Cada sistema operativo tiene su propio procedimiento de actualización de drivers; para Windows 10, por ejemplo, el proceso es sencillo y está esquematizado en este tutorial.

Actualización de controladores drivers USB

3             Limpieza y formateo de unidades flash USB

Aprovechando las herramientas propias de cada sistema operativo para la creación de particiones de memoria, tenemos la oportunidad de “resetear” la unidad flash de nuestros pendrives. Con este procedimiento, restauramos sus valores a su estado original mediante la limpieza, creación de una partición primaria de memoria y posterior formateo de la misma.

DiskPart y CheckDisk son dos herramientas propias de Windows, que funcionan a nivel símbolo del sistema, que pueden utilizarse para estos fines. Un tutorial completo para el uso de DiskPart puede ser consultado en este post. Es conveniente su lectura previa para conocer el alcance del uso de esta herramienta: su uso puede ser salvador en caso de que el sistema operativo en sí se muestre incapaz de realizar un formateo de la unidad, por ejemplo. Pero debemos ser cuidadosos en su aplicación, pues debe elegirse con precisión el disco a manipular, sabiendo que todos los datos serán definitivamente eliminados.

Posteriormente al uso del comando DiskPart, debe procederse de nuevo a la asignación de un sistema de almacenamiento de archivos, mediante formateo de la unidad. En este punto, conviene tener presente que existen multitud de sistemas de asignación, y que cada uno de ellos presenta muy diferentes características a respecto de su uso con diferentes tamaños de archvios y su compatibilidad entre diferentes sistemas operativos. Recomendamos la lectura de nuestro post sobre cómo formatear memorias USB.

Formatear memorias USB

Para usuarios de otros sistemas operativos, Linux por ejemplo cuenta con herramientas similares como GParted o PartedMagic.

4             Formateo a bajo nivel

Mediante herramientas de terceros, podemos proceder también a un formateo a bajo nivel para restablecer los sectores la memoria flash a su estado originario. Cuando alguno de estos sectores falla, al proceder a su realineación suelen restaurarse y volver a su funcionamiento correcto.

La aplicación más extendida para este procedimiento es HDD Low Level Format, y puede descargarse una versión gratuita desde su web oficial. Úsese con precaución, sobre todo al elegir la unidad de memoria, pues el borrado de la informacion contenida en ella es definitivo.

5             Eliminación de la protección contra escritura

Un problema que se presenta con cierta frecuencia es la súbita aparición de protección contra escritura y borrado en los archivos contenidos en un pendrive, imposibilitando muchas veces acceder a la memoria y realizar ningún tipo de función.

Cuando no sea esencial conservar los ficheros contenidos en la misma, la apliación del procedimiento indicado en el punto 3 mediante el comando DiskPart puede ser la operativa más aconsejable. De lo contrario, aunque no siempre con garantías de funcionamiento, podemos probar a cambiar los valores de la clave WriteProtect en el Registro de Windows; este método debe aplicarse con precaución.

Eliminación protección contra escritura en pendrives USB

6             Uso de aplicaciones de terceros

Existen en el mercado múltiples soluciones comerciales que se centran no tanto en la reparación de las memorias, sinó en la recuperación de sus datos. En estos casos, cuando lo primordial es la conservación de la información almacenada y no podemos aplicar ninguno de los procedimientos anteriores que restauran la memoria flash a sus valores originales, eliminado todos sus datos almacenados, podemos utilizar algunas de las aplicaciones más utilizadas de recuperación. Algunas de ellas cuentan con versiones gratuitas, de aplicación limitada pero que puede resultar suficiente en algunos casos. Entre de las de mayor reconocimiento están sin duda Recuva y Wondershare Recoverit.

Mención especial para una aplicación de licencia abierta y gratuita, y multiplataforma, denominada TestDisk, Data Recovery.