Formatear memorias USB

Todo sobre cómo formatear memorias USB

¿Qué es formatear?

Mediante la acción de formatear memorias USB, preparamos su unidad de almacenamiento de memoria para poder contener información dentro de un determinado sistema operativo. Al tiempo que se establecen los índices sobre la ubicación de la información en los diferentes sectores, se comprueban posibles errores físicos o magnéticos en la memoria.

Con esta acción en memorias usadas podemos además resolver conflictos de funcionamiento, a la vez que mejoramos su rendimiento y eliminamos cualquier rastro de malware, pues toda la información almacenada se elimina sin posibilidad de recuperación.

Formateo en Windows. Sistemas de archivos

Como hemos indicado, el proceso de formateo varía en función de cada sistema operativo, pues no todos los sistemas de ficheros establecidos mediante los diferentes procesos son compatibles con todos los SO.

En concreto, para sistemas Windows, los sistemas de ficheros más utilizados son FAT, FAT32, exFAT, HPFS y NTFS.

– El sistema de archivos FAT (File Allocation Table) es adecuado para memorias Flash de muy reducida capacidad (menores de 256MB). Para volúmenes mayores, el rendimiento de este sistema de archivos disminuye considerablemente. Además, no permite el establecimiento de permisos, tiene un tamaño limitado a 4GB y no admite archivos con un peso superior a los 2GB.

FAT32 es una versión mejorada de FAT surgida para sistemas de 32 bits, tiene un tamaño limitado a 32GB y admite archivos hasta 4GB. Sigue siendo, hoy en día y 22 años después de su creación, el sistema de archivos más comunmente utilizado. Es compatible con la práctica totalidad de sistemas operativos.

exFAT (Extended FAT) surge desde el lanzamiento de Windows Vista, y resulve las limitaciones de espacio anteriores, a la vez que presenta un rendimiento mejorado.  Sin embargo, su compatibilidad con Linux es limitada.

HPFS (High Performance File System) fué creado conjuntamente por Microsoft e IBM, y es el predecesor de NTFS. Microsoft lo establece como el mejor sistema para volúmenes entre 200 y 400MB.

NTFS (New Technology File System) incluye gran cantidad de mejoras (permite asignar permisos y contraseñas, comprimir archivos y encriptar datos), y no cuenta con limitaciones de volumen. Sin embargo, presenta un aspecto crucial de compatibilidad: MacOS puede leer, pero no escribir sobre una unidad de almacenamiento formateada mediante NTFS (aunque existen algunas aplicaciones que resuelven este problema). Otro aspecto a tener en cuenta es su reducido rendimiento, lo que recomienda su uso únicamente en dispositivos con muy buenas tasas de transferencia.

Formatear memorias USB en Windows. Recomendaciones

Como regla general, la recomendación para pendrives de capacidades bajas/medias es el uso de FAT32. Únicamente tendremos que revisar nuestras preferencias cuando se prevea la carga de archivos mayores de 4GB. Otra recomendación a la hora de formatear: usar los puertos traseros del PC, por estar directamente conectados a la placa base.

En cuanto al proceso en sí, formatear (en nuestro caso un pendrive) es una opción muy intuitiva en entorno Windows, que se ofrece por defecto con un simple clic derecho en la unidad en cuestión. Mediante linea de comandos, la instrucción es

FORMAT (unidad)/FS: (sistema de archivos)

Otra instrucción muy útil es la que nos permite cambiar el sistema de archivos, sin formatear el dispositivo

CONVERT (unidad)/FS: (sistema de archivos)

Formatear memorias USB en Mac OS X

El sistema operativo de Apple incorpora a los mencionados sistemas de archivos el Mac OS X Plus (HFS+), algo así como la alternativa a NTFS. La desventaja, obvia, es que cualquier pendrive formateado con ese sistema no podrá ser usado en otros entornos sin la instalación de aplicaciones de terceros. Así, una unidad formateada con sistema HFS+ puede ser utilizada en entorno Windows utilizando HFS+ for Windows o MacDrive. A la inversa, los sistemas Mac pueden trabajar con memorias USB formateadas en NTFS instalando FUSE for OS X  o Tuxera.

Sin duda, las mejores opciones para formatear memorias USB que puedan ser utilizadas en varios sistemas operativos es optar por FAT32 o exFAT (este último no recomendado para Linux).

Para realizar el formateo utilizaremos la Utilidad de Discos. El proceso es igual de intuitivo que en Windows.

Formateo en Linux

Los sistemas GNU Linux cuentan también con sistemas de archivos propios, denominados ext2, ext3 y ext4. Los tres son evoluciones de un mismo sistema, pero atención: solo están soportados de forma nativa en las distribuciones basadas en Linux. En consecuencia no debemos utilizarlos si existe la posibilidad de que tengamos que trabajar con nuestro pendrive en sistemas operativos no-Linux.

El sistema más extendido para formatear memorias USB en Linux es recurrir a Gparted, un programa disponible en la mayoría de distribuciones, también disponible como aplicación portable.

En Ubuntu existen además dos alternativas, una desde el administrador de discos (icono de configuración > Formatear), y otra utilizando la Terminal (Ctrl+Alt+T) ejecutando una serie de comandos.

Formatear memorias USB

Comparte nuestra infografía sobre los sistemas de ficheros para formatear memorias USB

Por último: extraer con seguridad

Esto es muy importante, particularmente para NTFS: el proceso de formateo modifica el sistema de archivos, por lo que debemos asegurarnos de que este proceso ha finalizado completamente antes de extraer nuestra memoria USB. Y esto solo puede verificarse mediante una extracción segura.

Comentarios