USB Type-C acelera su implantación

Como ya comentamos en anteriores entradas, este sería el año de la revolución USB. El nuevo conector reversible Type-C, viene a sustituir a los anteriores Tipo A (el conector estándar que se ve -de momento- en todos los pendrives), Tipo B, Mini-USB (usado por ejemplo en cámaras para la carga y transferencia de datos) y Micro-USB (usado en smartphones no-iPhone). Y la sustitución parece que se acelera. Teníamos noticia de que Apple había optado por un único puerto USB Type-C en su nuevo MacBook, y estos días también Google confirma su apuesta por Type-C en su nuevo ChromeBook Pixel.

Puerto USB-C del nuevo MacBook

Los principales fabricantes de memorias USB tampoco se han hecho esperar, y ya ha salido el primer smartphone al mercado con Type-C.

¿Qué novedades aporta USB Type-C?

El conector USB Tipo C, en su estándar 3.1 (Type-C, como conector, puede soportar otros protocolos o estándares) , tiene una muy mejorada tasa de transferencia de datos (hasta 10 Gbps), la capacidad de aporte energético (hasta 100W), es universal y de menor tamaño que las anteriores versiones A y B, y cuenta con la gran ventaja de ser reversible a lo largo su eje X.

Tabla comparativa USB 2.0 y 3.1

Type-C en su configuración USB 3.1 tiene soporte nativo para usos como reproducción de audio-vídeo en alta resolución  y protocolos multimedia, por lo que finalmente es de esperar que incluso llegue a sustituir a las conexiones HDMI, VGA, DisplayPort y similares. De hecho, Apple ha incluído ya en su Store un adaptador múltiple para todas estas conexiones.

Personal cualificado de Google lo explica en este vídeo, editado con motivo del lanzamiento del nuevo ChromeBook:

Comentarios