Memorias USB Vs Cloud Storage

Memorias USB vs Almacenamiento en Nube (Cloud Storage)

Sobre las características de las memorias USB, y sus múltiples funciones y potencialidades hemos hablado ya en varias entradas de este blog. Además de su uso fundamental como almacén de datos y s0porte para la transferencia de archivos, hemos destacado el gran aprovechamiento que podemos hacer de estos dispositivos en la protección contra intrusión de nuestros ordenadores, los grandes beneficios que podemos obtener trabajando con aplicaciones portables, y mucho más.

Pero centrádonos en el almacenamiento de datos, en los últimos años han aparecido con fuerza y contínuo auge los servicios basados en redes (almacenamiento en nuebe o cloud storage), donde la información está alojada en espacios de almacenamiento virtualizados, puestos a disposición de los usuarios bajo contratos de servicio.

Las empresas operadoras de estos grandes centros de datos se ocupan de poner a disposición de los usuarios los entornos, mientras los propios clientes son libres de administrar sus recursos. Prueba del éxito en la introducción de estos servicios es que todas las grandes corporaciones del ramo tecnológico (como Apple, Google o Microsoft) han lanzado ya sus propias soluciones basadas en la nube de almacenamiento.

Con estos antecedentes, se preveía que las memorias USB serían en breve plazo desplazadas por los entornos virtuales, pero sin embargo existen múltiples factores que en la práctica permiten asegurar que la sustitución de los dispositivos de memoria por la nube no se producirá, cuando menos en un horizonte cercano, y ambos sistemas están llamados a convivir, explotando cada uno sus propias potencialidades:

  • El sistema en nube permite la rápida y fácil adquisición de volumen de almacenamiento, y más aún si se necesita un incremento de capacidad. Sin embargo, anula la posibilidad de la custodia física de la información, lo que hace aumentar el riesgo sobre la seguridad de los datos.
  • La entrega de datos se produce siempre bajos unas ciertas condiciones de custodia, acceso a la información y análisis de la misma por parte de los proveedores del servicio, cada uno en función de sus condiciones particulares de uso. Estas condiciones de uso de la información las fija el propio usuario en el caso de las memorias USB.
  • Para el acceso y sincronización de la información, el cloud storage nos obliga a contar con conexión a Internet, y para determinadas funciones como la subida o descarga, con una tasa de transferencia importante (conexiones lentas o a través de dispositivos móviles pueden resultar interminables). Las memorias USB no necesitan de acceso a la red, y el potencial para velocidades de transferencia es mucho mayor.
  • La nube permite compartir información con terceros de forma fácil y muy ágil, pero la falta de un soporte físico como el pendrive resta impacto y recuerdo de marca cuando el propósito es comercial o promocional.
  • Las memorias USB permiten ejecutar múltiples aplicaciones útiles, e incluso sistemas operativos directamente desde la unidad flash.

Estas consideraciones dejan al descubierto que los sistemas de almacenamiento en la nube no cubren todos los beneficios que aportan las memorias USB, y por lo tanto la elección de uno u otro método irá en función de las necesidades  y prioridades del usuario en cada caso.

Etiquetado con: , , , , , ,

Comentarios